Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

CCRIF SPC Logo

La póliza de seguro del CCRIF de Las Bahamas se activa luego del paso del huracán Dorian

Gran Caimán, Islas Caimán, 6 de septiembre de 2019. El CCRIF pagará a las Bahamas aproximadamente once millones de dólares estadounidenses (US$10.936.103) luego del paso del huracán Dorian que causó una devastación generalizada en la parte norte del archipiélago de 700 islas.  Las Bahamas tiene tres pólizas de ciclón tropical con el CCRIF, cada una de las cuales cubre una sección o zona del archipiélago Noroeste, Sudeste y Centro.  Fue la póliza de ciclón tropical para la zona noroeste, que incluye las Islas Abaco y Gran Bahama, que se activó. Dorian hizo tocó tierra el 1o de septiembre y golpeó las Islas Abaco y Gran Bahama, en el norte del archipiélago, durante dos días.
 
Los pagos del CCRIF se realizan dentro de los 14 días posteriores a un evento, pero en este caso, el CCRIF realizó un pago anticipado el día de hoy del 50% del pago para permitir que Gobierno aborde las necesidades más urgentes, con el 50% restante a efectuarse dentro del plazo de 14 días para todos los pagos CCRIF.  El Director Ejecutivo del CCRIF, el Sr. Isaac Anthony, se contactó con el Gobierno de las Bahamas para informarle sobre el pago y expresar la compasión del Mecanismo por las muchas vidas perdidas y para prometer apoyo al Gobierno en sus esfuerzos para recuperar y reconstruir no solo la infraestructura sino también las vidas. Al reconocer la destrucción y los daños causados en las islas del norte de las Bahamas, el Sr. Anthony expresó cierto alivio de que Dorian tuviera piedad con la mayoría de las otras islas
 
Este apoyo adicional que el CCRIF pudo proporcionar al Gobierno de las Bahamas provendrá del programa de responsabilidad social corporativa o asistencia técnica (TA) del Mecanismo. A lo largo de los años el CCRIF ha proporcionado recursos de su programa de asistencia técnica a los gobiernos para apoyar proyectos específicos después de un desastre natural. De hecho, las Bahamas recibió en 2012 una donación de asistencia técnica de US$85.000 luego del paso del huracán Sandy para la construcción de un nuevo malecón en Sandyport Beach. A lo largo de los años se han otorgado subvenciones de tamaño similar a Jamaica (US$100.000 para la rehabilitación del Muirton Boys Home después del huracán Sandy en 2012) y Dominica (US$100.000) para la construcción de una nueva cerca en el Aeropuerto Douglas-Charles, que fue dañado por la tormenta tropical Erika en 2016), entre otras. La junta y la administración del CCRIF tomarán una decisión sobre el posible apoyo de asistencia técnica a las Bahamas en colaboración con el Gobierno en las próximas semanas.
 
El Sr. Anthony reiteró que “los gobiernos miembros aprecian esta rápida infusión de liquidez acelerada a través de los pagos del CCRIF de sus pólizas de seguro paramétricas, que pueden utilizar para abordar las prioridades inmediatas y apoyar a los más vulnerables de su población”. Señaló que “El CCRIF, a través de los productos de seguros paramétricos que brinda, es un ejemplo de una herramienta de financiamiento de riesgo de desastres que es más aplicable para eventos de alta frecuencia y bajo impacto; y el instrumento está diseñado para permitir a los gobiernos miembros reducir la volatilidad de su presupuesto y proporcionar cierta cantidad de recursos financieros para ayuda de emergencia, como restaurar la infraestructura crítica y proporcionar asistencia a la población afectada, ayudando así a reducir los déficits de recursos posteriores al desastre”.
 
Estos pagos rápidos son posibles porque las pólizas de seguro que vende el CCRIF son paramétricas en lugar de un seguro de indemnización conocido como seguro tradicional. Los productos de seguros paramétricos son contratos de seguro que realizan pagos basados en la intensidad de un evento (por ejemplo, la velocidad del viento de un huracán, la intensidad del terremoto, el volumen de lluvia) y la cantidad de pérdida calculada en un modelo previamente acordado causado por estos eventos. Por lo tanto, los pagos se pueden realizar muy rápidamente después de un evento de peligro, lo que hace que el seguro paramétrico del CCRIF sea diferente del seguro tradicional/de indemnización que requiere una evaluación en el terreno de las pérdidas individuales después de un evento antes de que se pueda realizar un pago, lo que puede llevar meses para un reclamo a ser resuelto.
 
El CCRIF alienta a los países miembros a usar sus pólizas de seguro paramétricas en conjunto con otros instrumentos de financiamiento de riesgo de desastres para construir una estrategia de protección financiera que combine una serie de instrumentos que aborden diferentes niveles o tipos de riesgo que equilibren mejor las condiciones presupuestarias con la necesidad de administrar el continuo responsabilidad económica que presentan los desastres naturales, especialmente frente a un clima cambiante.
 
Desde el inicio de CCRIF en 2007, el Mecanismo ha realizado 38 pagos por un total de poco más de US$139 millones a 13 de sus 21 gobiernos miembros. La verdad es que “lo que hacemos realmente se trata de apoyar a los gobiernos para ayudar a sus poblaciones: comunidades, empresas y sectores clave como educación, agricultura, etc. Una evaluación aproximada de los beneficiarios de estos pagos muestra que más de 2,5 millones de personas en el Caribe y Centroamérica se han beneficiado directa o indirectamente de estos pagos después de un desastre”, dijo el Sr. Anthony.
 
Acerca del CCRIF SPC: 
El CCRIF SPC es una sociedad de cartera segregada, que es propiedad de, opera y está inscrita en el Caribe. Limita el impacto financiero de huracanes catastróficos, los terremotos y los eventos de lluvias excesivas en el Caribe y - desde 2015 – en los gobiernos de Centroamérica, al proporcionar rápidamente liquidez a corto plazo cuando una póliza de seguro paramétrico se activa. Es el primer fondo regional del mundo que utiliza seguro paramétrico, dando a los gobiernos miembros la oportunidad única de comprar cobertura de catástrofes de terremoto, de huracán y lluvias excesivas al precio más bajo posible. El CCRIF fue desarrollado bajo la dirección técnica del Banco Mundial y con una subvención del Gobierno de Japón. Fue capitalizado mediante contribuciones a un Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples (MDTF) por el Gobierno de Canadá, la Unión Europea, el Banco Mundial, los Gobiernos del Reino Unido y Francia, el Banco de Desarrollo del Caribe y los Gobiernos de Irlanda y las Bermudas, así como a través de las cuotas de afiliación pagadas por los gobiernos participantes. En 2014, el Banco Mundial estableció un Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples (MDTF) para apoyar el desarrollo de los nuevos productos del CCRIF SPC para miembros actuales y potenciales, y facilitar la entrada para los países centroamericanos y países caribeños adicionales. El MDTF actualmente canaliza fondos de varios donantes, incluyendo: Canadá, a través de Global Affairs
Canada; los Estados Unidos, a través del Departamento de Hacienda; la Unión Europea, a través de la Comisión Europea y Alemania, a través del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo y el KfW. En 2017, el Banco de Desarrollo del Caribe, con recursos proporcionados por México, aprobó una subvención al CCRIF SPC para proporcionar una cobertura de seguro mejorada a los países miembros prestatarios del banco y en 2018, el Gobierno de Irlanda contribuyó fondos para apoyar al CCRIF.

Español

Nuestros miembros

Volver arriba