CCRIF SPC Logo

Now Accepting Applications CCRIF Scholarship Programmes CCRIF Internship Programme CCRIF Small Grants Programme

News

Latest Press Release

El CCRIF alcanza un hito de US$100 millones en pagos

Gran Caimán, Islas Caimán, 19 de septiembre de 2017. El CCRIF SPC (anteriormente el Mecanismo de Seguros Contra Riesgos de Catástrofes en el Caribe) anunció hoy que desde su creación en 2007, ha realizado pagos de poco más de US$100 millones a 12 de sus 17 países miembros, todos dentro de los 14 días del evento. El hito de US$100 millones fue alcanzada tras los pagos bajo la póliza del exceso de lluvias de tres países - Anguila, Islas Turcas y Caicos y Las Bahamas - como resultado de las lluvias del huracán Irma. Dos de estos tres países - Anguila y las Islas Turcas y Caicos - también recibieron pagos bajo sus pólizas de ciclón tropical debido a los impactos de Irma.

La temporada de huracanes del Atlántico de 2017 aún tiene dos meses por delante y el institución ya ha realizado pagos por un total de US$31.2 millones a seis países bajo sus pólizas de ciclón tropical (TC) y exceso de lluvias (XSR) y bajo una nueva característica de la póliza de ciclón conocido como la cobertura de deducible agregado (ADC), luego del paso del huracán Irma - como se muestra a continuación:

País

Pagos para ciclón tropical bajo Irma (US$)

Antigua y Barbuda (TC)

6,794,875

Anguila (TC y XSR)

6,687,923

San Cristóbal y Nieves (TC)

2,294,603

Islas Turcos y Caicos (TC y XSR)

14,864,633

Haití (ADC)

162,000

Las Bahamas (ADC y XSR)

397,598

Total

US$ 31,201,632

 

Según Isaac Anthony, director ejecutivo del CCRIF, “la inyección de liquidez a corto plazo que el CCRIF proporciona cuando se activa una póliza no pretende cubrir todas las pérdidas en el terreno después de un desastre, sino que está diseñada para permitir a los gobiernos reducir su volatilidad presupuestaria y proporcionar el capital necesario para el socorro de emergencia, como la limpieza de escombros y otras actividades de limpieza, la restauración de la infraestructura crítica y, lo que es más importante, la prestación de asistencia humanitaria a la población afectada, reduciendo así los déficit de recursos posteriores a los desastres”.

Para muchos países, cuando ocurre un desastre, los gobiernos, especialmente los de países en desarrollo como el Caribe y Centroamérica, tienen que desviarse de sus presupuestos para financiar los gastos posteriores a los desastres y, a menudo, también deben contar con nuevos préstamos aun cuando ellos se consiguen a un precio reducido) y donaciones de la comunidad regional e internacional que a menudo llegan semanas o meses después del evento.

Un ejemplo de ello es Haití. Después del terremoto de 2010 en Haití, el pago del seguro de terremoto del CCRIF (aproximadamente US$7.8 millones, 20 veces más que la prima del seguro) fue el primer conjunto de fondos recibidos y llegó mucho antes de la asistencia financiera internacional comprometida. El pago del CCRIF – que se hizo 14 días después del evento - constituyó alrededor del 50% del total de la ayuda que el Gobierno recibió en las primeras 10 semanas en forma de liquidez directa. La importancia de la rapidez del pago del CCRIF es clara, en particular teniendo en cuenta que, según informes, más de seis meses después del terremoto, menos del 10 por ciento de los US$5,000 millones en donaciones habían sido recibidos.

Recordemos que el CCRIF fue establecido tras el huracán Ivan en 2004 y el nivel de devastación producido en todo el Caribe. Tras la aprobación de Ivan, los Jefes de Gobierno de la Comunidad del Caribe (CARICOM) sostuvieron una reunión de emergencia para discutir asuntos críticos relacionados con la necesidad de financiar el riesgo de desastres para sus miembros. En consecuencia, la CARICOM resolvió tomar medidas y se dirigió al Banco Mundial para que le ayudara a diseñar y ejecutar un programa de transferencia de riesgo rentable para los gobiernos miembros. Esto marcó el comienzo de lo que se convertiría en el CCRIF. Por lo tanto, el mecanismo se diseñó para ayudar a los países a aumentar sus ingresos en el corto plazo proporcionando una infusión de efectivo para ayudarles a financiar la fase inicial de su respuesta a desastres y evitar la interrupción de su función básico de gobierno.

Cada miembro paga una prima anual directamente relacionada con el monto de riesgo que transfiere al CCRIF y puede comprar cobertura hasta un límite de aproximadamente US$100 millones por cada riesgo asegurado (ciclones tropicales, terremotos y exceso de lluvias). Según el Sr. Anthony, "al unir los riesgos de catástrofe de nuestros miembros en una única cartera diversificada, podemos hacer que nuestros miembros ahorran aproximadamente un 50 por ciento en pagos de primas individuales en comparación con si iban a comprar una cobertura idéntica individualmente".​​​​​​​

Al reflexionar sobre los desembolsos totales de US$100 millones, el Presidente del CCRIF, Milo Pearson, dice que “el papel de la comunidad internacional de donantes no puede ser exagerado” y subraya además que los donantes han sido instrumentales para el éxito del CCRIF – proporcionando apoyo para la capitalización para el mecanismo, así como grandes gastos de operación tales como los relacionados con el desarrollo de modelos y nuevos productos. “Nuestros socios de desarrollo han apoyado la construcción de la capacidad de riesgo del mecanismo asegurando su sostenibilidad financiera como una entidad independiente a largo plazo y por encima de los estándares nacionales establecidos para las aseguradoras de catástrofes”, afirma el Sr. Pearson.

El Sr. Anthony, al mirar hacia atrás a Irma y otras tormentas que afectan a la región, así como la necesidad de liquidez inmediata, dice que "los países miembros deben concentrarse en los próximos años en ampliar la cobertura de seguros donde los niveles de cobertura ‘adecuada’ no caen por debajo del 25 por ciento de la exposición general gubernamental a los terremotos, huracanes y exceso de lluvias de forma continua (es decir, en relación con la pérdida media anual) y particularmente para los eventos de choque más grandes". Actualmente, para muchos países miembros del CCRIF, el nivel de cobertura está directamente relacionado con el monto de la prima que pueden pagar y un aumento de la cobertura se ve limitado por las limitadas finanzas públicas debido a la disminución en el desempeño de las economías, aumentos en los déficit fiscales y altos niveles de la deuda. El CCRIF continúa encontrando maneras innovadoras de minimizar los costos de las primas siempre que sea posible, disminuyendo las primas, ofreciendo descuentos de primas y permitiendo el acceso al financiamiento de primas utilizando las cuotas de participación de los países.

CCRIF es el primer fondo de riesgo multipaís del mundo basado en seguros paramétricos y ha estado proporcionando seguros paramétricos contra catástrofes para los gobiernos del Caribe desde 2007 (y para los gobiernos centroamericanos desde 2015) - ofreciendo cobertura contra huracanes, terremotos y – desde el 2013 – exceso de lluvias. En la actualidad, a solicitud de los gobiernos de la región, la institución está en proceso de comercializar tres nuevos productos de seguros paramétricos en 2018: la sequía, la agricultura y la pesca. Al ser un mecanismo innovadora, también hemos iniciado investigaciones para determinar la factibilidad de introducir seguros paramétricos en otros sectores que son afectados adversamente por desastres y donde los seguros no siempre son fácilmente accesibles en forma oportuna.

Globalmente, el CCRIF continúa siendo citado como un ejemplo internacionalmente reconocido de un mecanismo de transferencia de riesgo y los gobiernos miembros son vistos como líderes en la planificación previa al desastre. La compra de productos de seguros del CCRIF es un área en la que los gobiernos pueden promover la sostenibilidad de la deuda mediante la reducción de la deuda pública y las fuentes de inestabilidad macroeconómica mediante la obtención de financiamiento para la rehabilitación inmediatamente después de un desastre. El modelo CCRIF ha sido adoptado en otras dos regiones, a saber, África y el Pacífico..

A pesar del papel vital del CCRIF, el mecanismo insta a sus miembros a que no vean a la organización como una solución mágica para manejar el riesgo de desastres, sino más bien como una herramienta complementaria para abordar los temas mucho más amplios de manejo de desastres y adaptación al cambio climático dentro del estado..

Acerca del CCRIF SPC: CCRIF SPC es una sociedad de cartera segregada, que es propiedad de, opera y está inscrita en el Caribe. Limita el impacto financiero de huracanes catastróficos, los terremotos y los eventos de exceso de lluvias en el Caribe y - desde 2015 – en los gobiernos de Centroamérica, al proporcionar rápidamente liquidez a corto plazo cuando una póliza de seguro paramétrico se activa. Es el primer fondo regional del mundo que utiliza seguro paramétrico, dando a los gobiernos miembros la oportunidad única de comprar cobertura de catástrofes de terremoto, de huracán y exceso de lluvias al precio más bajo posible. El CCRIF fue desarrollado bajo la dirección técnica del Banco Mundial y con una subvención del Gobierno de Japón. Fue capitalizado mediante contribuciones a un Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples (MDTF) por el Gobierno de Canadá, la Unión Europea, el Banco Mundial, los Gobiernos del Reino Unido y Francia, el Banco de Desarrollo del Caribe y los Gobiernos de Irlanda y las Bermudas, así como a través de las cuotas de afiliación pagadas por los gobiernos participantes. En 2014, el Banco Mundial estableció un Fondo Fiduciario de Donantes Múltiples (MDTF) para apoyar el desarrollo de los nuevos productos del CCRIF SPC para miembros actuales y potenciales, y facilitar la entrada para los países centroamericanos y países caribeños adicionales. El MDTF actualmente canaliza fondos de varios donantes, incluyendo: Canadá, a través del Departamento de Relaciones Exteriores, Comercio y Desarrollo; los Estados Unidos, a través del Departamento de Hacienda; la Unión Europea, a través de la Comisión Europea y Alemania, a través del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo. CCRIF está celebrando su décimo aniversario este año - 2017.

Spanish
English

Our Members

Back to Top